Refugios — 17 septiembre, 2015

Manifiesto “Salvemos el Refugio Elorrieta”

por

lectura manifiestoDentro de la programación de la Ruta Senderista “Cadena Humana al Refugio Elorrieta” se econtraba la lectura del Manifiesto “Salvemos el Refugio Elorrieta”.

El 6 de septiembre de 2015, una vez en el refugio, y después de realizar la Cadena Humana, el Manifiesto fue leido por una niña, Ángela, y por un niño, Álvaro, ante la atenta mirada del resto de los asistentes. Queremos agradecer públicamente a Álvaro y a Ángela su colaboración y participación, y esperamos que cuando tomen el testigo de la montaña les hayamos dejado un Refugio Elorrieta protegido, restaurado y en plena forma 🙂
Reproducimos el Manifiesto.

SALVEMOS EL REFUGIO ELORRIETA

(Parque Nacional de Sierra Nevada)

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, un refugio es lugar de asilo, acogida o amparo de pobres, viajeros o excursionistas. ¡Qué hermosa definición y propósitos esos de ofrecer protección al necesitado! Precisamente debido a esa función cobijadora, las altas montañas y los refugios son consustanciales, de forma que no sólo se necesitan, sino que se complementan y enriquecen mutuamente.

Pero los antiguos refugios de montaña son casi siempre mucho más que benefactores techos bajo los que guarecerse. Son espacios vividos cargados de historia, de recuerdos, de sentimientos, de complicidades y experiencias, muchas de ellas ocurridas en circunstancias difíciles e inolvidables. Cálidos cobijos, hogares de altura, abrigos con alma que trasmiten vibraciones, amables paredes que parecen hablarnos. Lugares a fin de cuentas que no dejan indiferentes a casi ninguno de sus visitantes. Todo eso, y mucho más, puede decirse del Refugio Elorrieta. Porque Elorrieta es, además, parte de la gran historia de Sierra Nevada, historia que, como bien sabemos, es condimento esencial de los territorios, que gozan de esa manera de mayor valor, interés y aprecio popular.

Pero, desgraciadamente, corren malos tiempos para este venerable refugio, hoy salpicado de escombros, que fue levantado en el primer tercio del siglo XX por abnegados hombres de la Séptima División Hidrológica-Forestal. En su inicio dio soporte a investigaciones meteorológicas, edáficas y selvícolas, convirtiéndose más tarde en refugio de montañeros, llegando a ser tutelado durante 30 años por la Federación Española de Montañismo. Hoy, este refugio agoniza, y más que hablarnos, parece gritarnos que no lo dejemos morir, que le demos nueva vida con respeto a los criterios y normas del Parque Nacional. Y en eso estamos, en convencer a los gestores de este insigne espacio natural que este refugio, aparte de valioso, no tiene impacto ambiental, no molesta a la inmensa mayoría y es muy querido.

Y esta reivindicación, que hacemos hoy por el Refugio Elorrieta, podría extenderse, con similares argumentos, a la mayoría de los escasos y humildes refugios vivac históricos de Sierra Nevada (varios de ellos repartidos precisamente por este bellísimo valle glaciar de Lanjarón). Muchos malviven, sin apenas mantenimiento, desparramados por las laderas de este enorme y elevado macizo, que cuenta con más de 200.000 hectáreas de superficie, cuyos visitantes (cada vez más numerosos) demandan y necesitan del servicio y auxilio que prestan estos discretos refugios.

Estamos seguros que la administración competente será sensible a tantas voces como se han levantado en defensa del Refugio Elorrieta, recibidas desde todo el mundo y desde ámbitos muy diferentes del deporte, la ciencia, la cultura, el patrimonio histórico o el medio ambiente.

Ojalá, en un futuro próximo pueda lucir de nuevo en la puerta de este histórico refugio aquella placa que se puso tras su construcción y que rezaba así: “Para abrir alcen el picaporte. Siempre abierto, confiado a la hidalguía del caminante”.

Solo resta dar las gracias a los miles de amigos del Elorrieta y a los participantes en esta primera ruta senderista en favor de su conservación, hidalgos caminantes que defienden al mismo tiempo sus montañas y sus raíces, sin cuyo aliento y empuje poco se hubiera podido hacer.

Este manifiesto en defensa del Refugio Elorrieta fue leído el domingo 6 de septiembre de 2015, junto al citado refugio, por jóvenes nacidos en Sierra Nevada, futuros herederos de la montaña

Para descargarlo en PDF clic en el enlace SALVEMOS EL REFUGIO ELORRIETA

¡Ya somos 10.134 personas! las que han firmado apoyando la campaña “Salvemos el Refugio Elorrieta”, si todavía no has firmado puedes hacerlo aquí.

Todos somos Acción Sierra Nevada, tú también!

6 Comentarios

  1. Gratitud en nombre propio, y en la de mi padre, Dr. Fidel Fernández Martínez, gran promotor que fue de Sierra Nevada y de cuyo fallecimiento hoy se cumplen 73 años…

  2. Me alegra la excelente actitud de los medios respecto a la iniciativa. Espero que los del PN reaccionen también de forma positiva y dejen al refugio existir muchos años más. Aquí estamos. Saludos a todos y ánimo.

    • Plantaniva, nosotros también lo esperamos. Está claro que la recuperación del Refugio Elorrieta ya es un movimiento social, más de 10.000 firmas no son asunto baladí, y como bien dices, todos esperamos que el PN reaccione y deje hacer…

  3. Gran jornada la del día 6. Yo estuve representando al CM Barranco Alcazar de Jérez del M

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

shared on wplocker.com